Senador Sanguino radicó acción disciplinaria contra de miembros de la ‘bodeguita uribista’

A una semana de haber sido revelada por el diario El Espectador la existencia de la llamada ‘bodeguita uribista’, en la cual funcionarios del Estado junto a tuiteros de corte uribista estarían promoviendo acciones en contra de medios de comunicación, periodistas y políticos de oposición, las acciones y declaraciones por parte de los afectados siguen apareciendo y dejando en claro que hay mucho tema para hablar en las próximas semanas.

Es así como el senador por el Partido Verde, Antonio Sanguino, uno de los políticos que habría sido víctima de las maniobras adelantadas por la red de uribista, reveló en su cuenta de Twitter una acción en contra de varios de los funcionarios públicos que hacen parte del grupo de Whatsapp desde donde se planearon las estrategias implementadas en redes sociales y cuyos nombres aparecen en la publicación del rotativo.

Sanguino explica en su trino que recientemente interpuso una queja disciplinaria ante la Procuraduría General de la Nación contra la cónsul de Colombia en Orlando, Claudia Bustamante, principal implicada en la creación del grupo de chat; el asesor del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, Juan Pablo Bieri y Víctor Muñoz, actual consejero para Asuntos Económicos y Transformación Digital.

La queja presentada por Sanguino argumenta que las intenciones del colectivo uribista estarían lejos de ser un simple grupo de promoción en redes sociales, sino que los calificó como actos de hostigamiento, pues estarían propiciando estrategias no solo contra él sino contra cualquier persona o medio que se muestre en oposición al actual gobierno.

“Participaron en el grupo de Whatsapp que promovía actos de hostigamiento por motivos ideológicos y políticos contra medios de comunicación, periodistas magistrados y diversos dirigentes de la oposición (…) evidenciando que todos los miembros de este grupo y sus participantes principales tenían como único objetivo realizar a través de redes sociales la manipulación de masas y la generación de tendencias para instigar lesiones morales en contra de determinadas personas y grupos”, señaló el senador Sanguino.

Pese a que la noticia sigue escalando y revelando nuevos detalles sobre la forma en que operaba la ‘bodeguita uribista’, tanto el gobierno del presidente Iván Duque, como el Centro Democrático se mantienen en su posición de negar algún tipo de actividad ilegal que se haya adelantado desde el el grupo de Whatsapp.


Noticias relacionadas

Comentarios